Gracia Hermanos

Bodega de estampa risueña de Montilla, envuelta con colores cálidos y ornamentos florales que rodean al vino de luz y alegría.

Es la «gracia» del sur que impregna todos los rincones y recovecos de la casa. La tradición y fidelidad a los vinos de la tierra es uno de los rostros sentimentales de Gracia Hermanos. El otro viene por caminos más recientes de aventura como adalid de blancos jóvenes y afrutados en tierras de Córdoba.

 

Quienes Somos

Gracia Hermanos tiene todo el sabor de las viejas bodegas andaluzas, pero se ha cubierto de una pátina de refinamiento, jugando con la iluminación y la decoración. 

Por fuera es impecable. Hasta tiene una pequeña placita ajardinada. Los colores: verde, amarillo cálido y todos los que la naturaleza otorga al mundo vegetal. Hay rincones entrañable: el que más, la nueva sala de cata que conjuga muros de piedra y vigas de madera, decorada con gusto y una ambientación que  funde lo andaluz con el diseño. Tiene, además nombre religioso: «la Sacristía». 

Para el regocijo de la vista, es una señora bodega con capacidad para albergar casi un millón de arrobas de vino (16 millones de litros), que vende en su mayor parte en el mercado nacional, pero también destina un significativo 20% a los mercados extranjeros.